15/06/2015 | Aire Acondicionado | Comentarios: 0

Lo primero a tener en cuenta es el lugar donde se va a colocar el aparato y qué cantidad de espacio se pretende que enfríe o caldee. Para eso tendrás que calcular cuántas frigorías se requiere de aire para ese espacio. Un cálculo sencillo es el siguiente: Ancho x Alto x Largo del Ambiente (para calcular el volumen de espacio) x 55 (coeficiente regular para ambientes de calor medio). El resultado dará la cantidad de frigorías que necesitas.

El aire acondicionado de pared es una de las alternativas más populares. Enfrían o calientan rápidamente la estancia y se caracterizan por ser poco ruidosos. Además, no consumen mucha energía y su mantenimiento es muy fácil.

Los aires acondicionados de ventana requieren de una instalación sencilla, y si lo que buscas es ser práctico, éstos son los más ideales.

Por otro lado, si tienes un negocio,  te aconsejamos los aires acondicionados de techo. Son perfectos para refrigerar amplias superficies.

También existe otra variedad de aires acondicionados que son los portátiles. Los aires acondicionados portátiles  son estupendos si buscas refrescar el hogar durante los días más cálidos. Sin embargo, son principalmente para enfriar espacios pequeños.

En Proyectos del Hogar apostamos por equipos que te hagan ahorrar en la factura de la luz, a la larga, lo agradecerás.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.