08/04/2015 | Calefacción | Comentarios: 0

Muchas son las comunidades de vecinos que se están apresurando a individualizar el consumo de calefacción central que permitirá que cada vecino pueda encender y apagar la calefacción en su hogar en función de sus necesidades ̶ antes de que entre en vigor la nueva normativa que obligará a instalar sistemas de medición individual (el 31 de diciembre de 2016).

Hay que tener en cuenta los cambios que pueden afectar al comportamiento de todos los elementos de la instalación al pasar de una instalación de calefacción central, que trabajaba con caudal constante (en la que todos los radiadores del edificio funcionan a la vez), a una instalación de caudal variable (en la que dependiendo de la regulación de las válvulas termostáticas, unos radiadores estarán abiertos y otros cerrados).

Para que el conjunto de la instalación funcione correctamente, es necesario realizar un adecuado equilibrado hidráulico, que asegure el mismo caudal de agua en todo el sistema de distribución. Este este proceso debe realizarse correctamente, sino, al individualizar el consumo de calefacción central se pueden producir una serie de problemas, entre los que se destaca:

  • Algunos radiadores no calientan, lo que puede ser debido a una falta de caudal de agua, que la bomba no sea la adecuada o que se haya realizado un mal equilibrado hidráulico de toda la instalación. También se han dado casos en los que las válvulas termostáticas están mal ubicadas.
  • Se escuchan ruidos, por múltiples factores: falta de caudal variable en las bombas, que el caudal variable esté mal regulado, etc.
  • La temperatura no se corresponde con la deseada, lo que puede ser debido a que los cabezales termostáticos tengan un tiempo de respuesta lento (alta histéresis); o a un mal equilibrado, lo que provoca que la llave de la válvula no tenga suficiente autoridad para regular el radiador.
  • La caldera se para o se avería. Un síntoma de que el sistema no está funcionando correctamente por la falta de caudal mínimo de agua, o bien porque se está produciendo un sobrecalentamiento de la caldera.
  • Bajo rendimiento de la caldera de condensación. Una de las causas puede ser que se estén mezclando los conductos de ida y de retorno.

Para evitar estos problemas o similares se aconseja que  a la hora de individualizar el consumo de calefacción central, se contrate a una empresa experta en gestión energética con experiencia demostrable, que garantice que el diseño y ejecución de la instalación se realizará correctamente. Es necesario que se realice un estudio previo de la nueva distribución hidráulica, así como de las soluciones técnicas que se adoptarán en la sala de calderas. La empresa también deberá realizar una memoria de cálculo del equilibrado hidráulico.

Los usuarios deben ser conscientes de que tienen derecho a que la empresa les proporcione documentación que describa el funcionamiento del sistema, una vez finalizadas las obras. Además, la instalación debe pasar un control de calidad, y la compañía encargada de la gestión energética debe realizar un memorándum y resumen del tipo de válvulas y repartidores instalados por vivienda, así como una memoria de cálculo ‘As-Build’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.