29/07/2015 | Electricidad | Comentarios: 0

Detecta movimientos en un área circular de 360º y a una distancia de siete metros de diámetro. Cuando el dispositivo detecta un pequeño movimiento, se enciende la luz asociada a la unidad, que permanecía apagada como medida de ahorro.

Los detectores incorporan un sensor de infrarrojos PIR de alta sensibilidad, así como un sensor de luminosidad, que mide constantemente las condiciones lumínicas, permitiendo condicionar la activación de la carga asociada en función de la luz diurna.

Los nuevos detectores BJC, con un índice de protección IP40, son soluciones  para gestionar la iluminación en zonas esporádicas o de paso, como pasillos, halls o lavabos.

Características:

– Tensión alimentación: 230 Vac (50Hz)

– Consumo inferior a 1W

– Capacidad del contacto: 16A cos ζ =1

– Nivel de luminosidad: 5-1.200 Lux.

– Temporización: de 6 segundos a 12 minutos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.