17/06/2022 | Electricidad | Comentarios: 0

Tipos de puntos de recarga domésticos

Existen varios tipos de puntos de recarga según el garaje del que disponemos y según su velocidad de carga. Por lo general, los puntos de recarga domésticos suelen ser de recarga lenta, de 16A y 3,7kW de potencia a pesar de que algunos vehículos admiten hasta 7,2kW. Esto deriva a que la recarga se produce durante toda la noche en las horas donde la energía es menos costosa.

Según el tipo de garaje tendremos varias opciones:

Plaza de garaje individual en propiedad: En este caso, lo más normal es acoplar el punto de recarga directamente al contador de la red eléctrica de la vivienda. Es el escenario ideal y con menor coste para el propietario.  Esta opción requiere contador eléctrico digital.

puntos de recarga con circuito adicional
Instalación con circuito adicional

También está la opción de realizar la conexión desde el cuadro general de mando, consiguiendo así un mayor control sobre el consumo del punto de recarga aunque la instalación resultará más costosa.

Plaza de garaje comunitaria: Para instalar un punto de recarga en un garaje comunitario, solo es necesario informar por escrito al Presidente. Existen diferentes esquemas a tener en cuenta para la propia instalación.

  1. Instalación troncal con un contador principal en el origen de la instalación. Con un solo contador se da servicio a todos los vehículos del garaje.
  2. Instalación con un contador principal para cada punto de recarga. Es la opción más costosa ya que utilizas un nuevo punto de suministro para el cargador del vehículo eléctrico.
  3. Instalación con circuito adicional para la recarga de vehículos en viviendas unifamiliares.
  4. Instalación individual con un contador principal común para la vivienda y para el punto de recarga.

Normativa de los puntos de recarga domésticos

Puntos de recarga

La instalación del punto de recarga requiere de la visita de un electricista que creará el proyecto para poder informar al Presidente de la comunidad. Además, dicho proyecto se debe ceñir a la normativa ITC – BT52 publicada en Junio de 2015. Esta normativa tiene en cuenta aspectos como la accesibilidad, medidas de protección, puntos de conexión, canalizaciones, alimentación, etc.

Parece que la electricidad ha entrado en el sector del automóvil para quedarse, y es de recibo que todas las infraestructuras, tanto públicas como privadas, se vayan desarrollando bajo una normativa, ya que un fallo en el suministro puede causar accidentes irreparables.

ARTICULO GRACIAS A NOVELEC HELMANTICO 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.